Cada accidente es distinto; aunque todos tienen la particularidad de ser un evento inesperado, cada uno se presenta bajo circunstancias que lo diferencian de los demás. Cada caso tiene sus propios retos y necesita de una estrategia específica para poder ganarse. Los accidentes de autos que pertenecen a compañías de taxi, de viajes compartidos o de conductores privados, como Uber o Lyft, son todavía más complicados que el resto de los accidentes de auto.

Si usted o un familiar han tenido un accidente con un auto de una compañía como las mencionadas arriba, necesita contratar a un abogado con experiencia en accidentes de auto que pueda asesorarle durante el proceso legal que debe seguirse.

¿Qué es Uber?

Uber es una aplicación para celular que permite al usuario contactar a un conductor privado que lo lleve a su destino. Esta aplicación ha ganado popularidad por su conveniencia y tarifas bajas. Frecuentemente se piensa que Uber es una compañía de transporte o un servicio de taxi, esto es incorrecto; Uber es una empresa de tecnología que conecta usuarios. Además, Uber no es dueño de los autos usados en el servicio ni emplea directamente a los conductores.

Esta aplicación puede utilizarse en más de 300 ciudades en todo el mundo y continúa expandiendo su mercado y su número de usuarios, tanto conductores como pasajeros.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de un accidente de Uber?

Como otros tipos de accidente, los que involucran a un conductor de Uber pueden ocasionar:

  • Lesiones que pueden ir desde rasguños y moretones hasta daño permanente
  • Muerte
  • Gastos médicos
  • Daños a la propiedad privada
  • Discusiones sobre quién es el responsable

¿Los conductores de Uber cuentan con seguro?

Sí, sin embargo, la cobertura de gastos de este seguro varía dependiendo de la situación. Si una víctima de lesión presenta una demanda, los gastos cubiertos por el seguro dependen de si el conductor tenía su sesión iniciada en la aplicación y de si estaba en un viaje de Uber al momento del accidente.

Uber tiene una cobertura de hasta $1 millón de dólares para accidentes ocurridos durante un viaje o mientras el conductor se dirige a recoger a los pasajeros. Uber tiene la misma cantidad para cobertura de automovilistas sin seguro. Esto quiere decir que si usted tiene un accidente donde el responsable es el conductor de Uber, el seguro puede pagarle hasta $1 millón de dólares en gastos de accidente. Si usted es pasajero de Uber y el otro conductor tiene la culpa del choque, la cobertura de automovilista sin seguro es aplicable hasta por $1 millón de dólares, siempre y cuando el responsable no cuente con seguro o su póliza sea insuficiente para cubrir los gastos.

Si el accidente ocurre cuando el conductor no está en un viaje de Uber, la cobertura es menor; la compañía ofrece una cobertura de $50 mil dólares por persona y hasta $100 mil dólares por accidente.

¿Cuáles son los peligros de Uber?

Uber gana cada vez más usuarios gracias a las ventajas que ofrece. Para comenzar, las tarifas son más bajas que las de los servicios de taxis tradicionales. También se tiene la comodidad de pagar con tarjeta y no tener que cargar efectivo. Sin embargo, el modelo de negocio de esta compañía, y otras similares, presenta muchos riesgos al usuario y otros conductores:

  • Autos: la compañía no exige que los autos usados en el servicio sean inspeccionados regularmente.
  • Conductores: Uber tiene una regulación mínima en cuanto al perfil de los conductores, especialmente en cuanto a la experiencia y antecedentes.
  • Estándares de seguridad: Uber no ofrece ningún estándar de seguridad al usuario.
  • Seguro: los conductores de Uber no tienen cobertura de seguro a menos que haya un pasajero en el auto.
  • Aplicación: el servicio de Uber depende totalmente de la aplicación que debe instalarse en el celular. Esta aplicación crea una gran distracción en el conductor. Además, el uso de esta aplicación ignora la ley de California que regula el uso de celulares al conducir. El conductor de Uber debe revisar la aplicación constantemente para aceptar o rechazar viajes, ver la ruta, etc. Estas distracciones ponen en riesgo la vida de los pasajeros, del conductor y de otras personas en el camino.

Reclamación por ingresos perdidos

Si usted es un conductor de Uber o Lyft que tuvo un accidente y está perdiendo ingresos porque su auto está fuera de servicio, puede presentar una reclamación por ingresos perdidos o “inactividad”. Le serán solicitados los documentos que comprueben la cantidad de ingresos que usted recibe por parte de los servicios de viajes. La aseguradora del otro conductor seguramente argumentará que usted tenía la obligación de “mitigar sus pérdidas”. Sin embargo, la reclamación es necesaria, ya que Uber y Lyft no permiten el uso de autos rentados mientras usa la aplicación, haciendo imposible mitigar las pérdidas.

Usted tiene derecho a exigir una compensación por el ingreso perdido siempre y cuando no sea el responsable de que el auto no esté disponible para brindar el servicio. Puede pedir una compensación que cubra desde el día del accidente hasta el momento en el que su auto esté totalmente reparado o le sea pagada en su totalidad la pérdida por el accidente.

¿Tuvo un accidente con un Uber y necesita un abogado?

Si usted o un familiar han sido víctimas de un accidente con un conductor de Uber, necesita buscar asesoría legal profesional de inmediato. Las compañías como Uber no ofrecen las mejores condiciones a sus conductores y, por extensión, tampoco a los pasajeros y otras personas que pueden resultar afectadas. Una demanda de accidente contra un conductor de Uber es complicada y presenta grandes retos al momento de negociar la compensación. Debido a las condiciones del seguro de Uber, estos casos son especialmente difíciles y requieren de un abogado con amplia experiencia para poder llegar a la mejor solución.

Nuestros abogados defensores cuentan con amplia experiencia y conocimiento en accidentes de auto de todo tipo. Conocemos las mejores estrategias para que usted reciba la compensación que merece por los daños ocasionados a su persona y su auto.

¡Llame al 844-332-9832 para una consulta gratuita con uno de nuestros abogados!