Después de un accidente con productos defectuosos, ¿quién es el responsable?

¿En qué radica la responsabilidad por productos dañados?

Esta responsabilidad consiste en encontrar a todos aquellos que hayan estado involucrados en la fabricación o la distribución de un artículo, especialmente si este provocó lesiones en una persona o en sus propiedades. Esta búsqueda se efectúa con el fin de que las industrias responsables paguen una compensación que solvente los gastos por las lesiones sucedidas a las víctimas.

Algunos objetos pueden causar lesiones severas en los consumidores si estos se lanzan al mercado sin previas revisiones o recomendaciones de seguridad.

Todos los productos que se vendan en un país deben pasar algunas regulaciones para poder ser distribuidos, pero las mismas reglas no se aplican a los productos de importación, haciendo que su fabricación y distribución sea menos rigurosa que la que se efectúa con aquellos productos nativos, especialmente si estos provienen de marcas importantes y mundialmente reconocidas.

A la par de las regulaciones, se debe asegurar que aquellos productos que puedan resultar peligrosos para los consumidores, contengan un instructivo con medidas de seguridad para su correcto uso.

Delimitar la responsabilidad

Anteriormente, era necesario que la persona que presentara lesiones por un producto defectuoso también demostrara que había sido él mismo quien lo había comprado. Pero actualmente, no es necesario demostrar esto para poder solicitar una compensación, pues bastará con que el producto haya sido vendido directamente por el fabricante, o bien, por medio de alguna tienda o distribuidor.

Sin embargo, la responsabilidad en estos casos se puede dividir entre el número de personas que hayan estado involucradas desde el momento de su fabricación, como puede ser:

•    Los fabricantes del producto
•    Los fabricantes de alguna pieza del producto
•    Aquellos que arman o instalan el producto
•    Los distribuidores
•    La tienda que vendía ese producto

En algunos casos se debe asegurar que el negocio proveedor aún se encuentre en funcionamiento, pues si un producto se adquirió en una venta de garaje o en un negocio que ya no está abierto, no se les podrá solicitar una compensación por los daños ocurridos.

Tipos de responsabilidad por defectos en un producto

Cuando se haga una reclamación por responsabilidad, se debe probar que los daños que sufrió la persona efectivamente fueron provocados por un producto defectuoso, o bien, por falta de instrucciones para un funcionamiento seguro. Esta responsabilidad se puede dividir en 3 tipos:

1.    Defectos de diseño. Es decir, que alguna de las piezas del producto presenta un daño desde antes que éste sea armado en su totalidad.

2.    Defectos de fabricación. Que ocurren por un mal armado o instalación.

3.    Defectos de publicidad. Que se presenten errores en la etiqueta del producto, falta de instrucciones, o falta de advertencias por si sucede algún accidente mientras se utiliza el producto (por ejemplo, qué hacer si el producto hace contacto con la piel, o si se debe suspender su uso por alguna reacción).

Es importante que se pueda determinar que las lesiones sufridas surgieron a causa del producto para que la víctima consiga la compensación que merece.

Productos inseguros por naturaleza

Existen productos que pueden ser peligrosos por sí mismos, especialmente si no contienen disposiciones específicas sobre su funcionamiento. Por ejemplo, una sierra eléctrica es un objeto peligroso, pero éstas siempre contienen las debidas instrucciones y advertencias sobre los accidentes que puede causar su producto de no utilizarse correctamente. Así que en caso de que un consumidor sea lesionado al utilizar una sierra, no se podrá solicitar a los fabricantes que hagan un artículo más seguro, pues una sierra eléctrica con menos filo perdería su propósito.

¿A quién se responsabiliza?

No siempre será fácil determinar quién tuvo la culpa al crear un producto, especialmente si hubo tantos involucrados en su creación y ensamble, pues los fabricantes podrán alegar que el negocio que vendió sus productos pudo haberlos modificado, provocando su mal funcionamiento, lo que los libraría de toda responsabilidad si no se puede probar que el problema vino desde la fabricación.

Por otra parte, la compañía vendedora podrá hacer lo mismo si demuestra que todos los productos llegaron sellados sin posibilidad de abrirlos y modificarlos.

¿Qué puede hacer una persona que ha sufrido un accidente por un producto defectuoso?

Si se sufren lesiones por un producto dañino, la víctima podrá demandar para obtener una compensación que le ayude a solventar el gasto de estas.

Es un juicio complicado debido a la cantidad de involucrados que existen en el proceso de llevar un producto hasta las manos del consumidor, por lo que se deben tener en cuenta todas las posibilidades para hallar a los responsables.

Entre los acusados se puede considerar a los siguientes:

•    Fabricante

El, o los fabricantes están al principio de la cadena que llevó el producto hasta sus manos, por lo que son los principales responsables de los daños que haya generado su producto.

Si se descubre que sólo fue una pieza la que falló, se debe solicitar una compensación a ambas partes: a los fabricantes tanto de la pieza como del producto completo.

Por ejemplo, el 13 de Octubre de 2016 hubo un accidente en Riverside, California, en el que una mujer falleció en un accidente automovilístico, en parte porque las bolsas de aire de su coche estaban defectuosas. Estas bolsas contaban con un líquido para evitar que se abrieran con tanta fuerza y provocaran lesiones a sus pasajeros; sin embargo, estudios recientes habían demostrado que el líquido dejaba de funcionar pasados unos años y las bolsas rompían un depósito de metal, lanzando esquirlas por todo el interior del auto.

En estos casos, se podría haber llenado una demanda en contra de la compañía automotriz Honda, y la compañía Takata Corporation, pues ambas estuvieron encargadas de la manufactura del producto final. Es decir, que se debía mencionar al fabricante de la pieza dañada (Takata Corporations), y al fabricante del producto total (Honda) para hacerlos responsables.

En general, la persona demandante debe considerar a todas las partes involucradas en la manufactura, en el diseño, o en el marketing del producto; especialmente si se trata de entidades independientes, como pueden ser distintas empresas, o compañías con contratistas o asesores ajenos.

•    Comerciante

Aunque una tienda no haya manufacturado un producto que tengan en venta, también se les puede considerar responsables por las lesiones que sufra algún consumidor y deben ser enlistados como acusados en una demanda.

Estos casos son complicados porque muchos de ellos suelen poner pretextos que confunden a las víctimas para deslindarse de toda responsabilidad. Mas se debe tomar en cuenta que:

1.    No es necesario demostrar ser el comprador. Si el producto fue un regalo, o si este fue prestado, la tienda tiene que hacerse responsable por las lesiones que cause uno de sus productos en venta aunque la víctima no lo haya comprado directamente.

2.    No tiene que ser el usuario para poder demandar. Incluso si alguien más estaba utilizando un producto defectuoso, y éste dañó su persona o alguna de sus propiedades, es plausible que la víctima colateral también haga una reclamación a los fabricantes y distribuidores para pagar sus daños.

3.    También se puede hacer una reclamación por un producto de segunda mano. Sin importar si el producto había sido usado anteriormente, la víctima también puede reclamar a las industrias que lo manufacturaron  y distribuyeron para obtener una compensación.

•    Distribuidor

Los distribuidores (o mayoristas) son aquellos que manejan los productos después de que estos salen de una fábrica, y los distribuyen a las tiendas comerciales. Aunque generalmente no están relacionados con su manufactura ni con el empaque, se les considera parcialmente responsables por cualquier defecto que pueda presentar la mercancía, por lo que también suelen ser acusados.

Es probable que alguno de los acusados (sobre todo si se trata de empleados independientes) no tenga suficientes fondos para pagar una reclamación, por lo que el resto de los involucrados tendrá que dividirse la compensación a pagar.

Entre más acusados se localicen, será mejor para todas las partes, pues la víctima se asegurará de que entre todos le podrán dar la compensación que merece, y cada parte involucrada tendrá que pagar una suma menor que si la culpabilidad total fuera suya.

Es importante que la víctima contrate asesoría legal en estos temas, y que cuente con evidencia de sus lesiones y de los procesos médicos que ha tenido que pasar, consecuencia del incidente, para que se pueda determinar fácilmente la compensación que los responsables tendrán que pagar.

Calificar el artículo:
2
¿Quién puede recibir la compensación para trabajad...
Fallece una mujer en Riverside por bolsas de aire ...