Negligencia médica en el parto

Si acabas de tener un bebé, lo primordial es saber si está en perfectas condiciones, y aunque puede ser un paso difícil, es importante atender cualquier contratiempo inmediatamente.

Lesiones en el parto contra Defectos de nacimiento

De inicio puede ser complicado determinar exactamente de qué se tratan las complicaciones que presenta el bebé.

En caso de parálisis cerebral, esta puede haberse desarrollado por falta de oxígeno durante el alumbramiento, pero también puede ser un defecto que se desarrollara en el bebé durante el embarazo.

Los errores por negligencia médica que suceden durante el parto son relativamente sencillos de curar, pues la mayoría se trata de traumas pequeños que la mayoría de los bebés superarán en sus siguientes años. Sin embargo, si se trata de un defecto de nacimiento, es probable que sea más complicado de solucionar.

Debido a su “fácil” solución, no todos los daños ocurridos en el parto son aptos para hacer una demanda para obtener una compensación. Sin embargo, si existen pruebas de que esta sucedió porque los médicos cometieron errores o utilizaron los instrumentos o procedimientos equivocados, existe más posibilidad de que se lleve a cabo la reclamación por daños.

En otros casos, las lesiones en el parto pueden suceder a partir de una medicina mal administrada por el doctor. Por ejemplo, si la madre presentó enfermedades durante el embarazo, el doctor recomendó medicinas para tratarla, y el bebé presentara daños al momento de su nacimiento, es probable que se debiera a la negligencia del médico y de los farmaceutas que realizaron el producto.

Los defectos de nacimiento pueden ser consecuencia de algún daño ocasionado al bebé durante el embarazo. Estos daños suceden comúnmente por el uso de alcohol o cigarros durante el embarazo, sin embargo, este tipo de defectos suelen ser por causas difíciles de probar, por lo que no todas las reclamaciones por compensación son efectivas.

¿Quién es responsable por una lesión en el parto?

Dependiendo de las circunstancias, la culpabilidad del incidente puede no sólo recaer en los doctores, sino también en las enfermeras, los anestesiólogos, el mismo hospital, o cualquier otro profesional que asistió a los médicos durante el parto.

Los hospitales pueden ser culpados por su negligencia para atender el caso, o por políticas de la institución que dificultaran el procedimiento.

Si se da una lesión en el parto debido a una medicina o sustancia administrada durante el embarazo, se puede demandar a los creadores de dicha sustancia por no especificar que era riesgoso usarlo en el embarazo. Sin embargo, si está notificado y el médico lo administró por igual, la responsabilidad recaerá en el médico.

Lo mejor para cualquiera de estas situaciones es contratar un abogado experto en casos médicos que pueda guiarle correctamente y proporcionarle toda la ayuda legal que se requiere para obtener una compensación justa por los daños ocasionados a la madre y al bebé.

Calificar el artículo:
5
Leyes para conductores bajo la influencia del alco...
¿Qué es la negligencia médica?