¿Qué cubre la póliza de seguros de un automóvil?

Es recomendable contar una póliza de seguros que pueda cubrir cualquier tipo de accidente de auto, pues estos daños suelen requerir de mucho dinero para repararlos.

Cada año, un aproximado de 2 millones de personas son heridas por un accidente de auto, mientras que un aproximado de 30,000 individuos fallecen debido a accidentes de tránsito.

Contar con una póliza de seguros es importante para que las víctimas recuperen todos aquellos daños sufridos, además de que podrán reclamar una compensación en caso de que hayan sido heridos físicamente e imposibilitados para trabajar y seguir percibiendo salarios.

Requisitos mínimos de seguro

Sin embargo, ¿cómo saber qué tipo de póliza de seguros elegir?

Cada Estado cuenta con un monto mínimo de seguro, pues de no cubrirlo, al sufrir un accidente se pueden presentar muchos problemas legales que le podrían valer el poder recibir una compensación.

Después de contemplar esta cantidad, cada persona puede elegir el monto que desee que cubra su seguro.

De involucrarse en un accidente con otro conductor que no esté asegurado, es posible reclamar la compensación a la aseguradora misma que le cubre a usted; sin embargo, debe saber que si la compensación es mayor al límite de su seguro, únicamente se pagará la cantidad que cubre la póliza. Por esta razón, es importante que consulte correctamente los términos y condiciones de cada seguro que se contrate.

Si bien resulta más costoso contratar una póliza más compleja, también será conveniente en caso de sufrir accidentes graves o de requerir tratamientos médicos costosos.

Límites de responsabilidad

La póliza de seguro común cubre daños hasta ciertas cantidades. Este monto establecido es el límite de responsabilidad, el cual se divide en distintos tipos de daños.

La mayoría de las pólizas de seguros calculan el límite usando 3 números. El primero está destinado a cubrir todos los daños por lesiones de la persona, el segundo cubre los daños por cierto tipo de accidente, y el tercero cubre los daños a la propiedad sucedidos en un accidente.

Es decir, que si en la póliza aparecen 50/75/20, significa que las lesiones generales pueden ser cubiertas con un monto máximo de $50,000, los daños por cierto accidente por $75,000, y los daños a la propiedad por $20,000.

Es importante aclarar estas cantidades con su agente de seguros, ya que le puede indicar lo que mejor le conviene basado en su estilo de vida.

Categorías de las pólizas más comunes

Las pólizas pueden servir para cubrir distintos tipos de accidentes o categorías. Entre las más comunes se encuentran:

•    Responsabilidad por heridas físicas

Esta categoría se refiere a lo que la compañía de seguros tendrá que pagar si otras personas son heridas (o fallecen) en un accidente que sucedió por culpa de usted. Esta cantidad cubrirá los gastos médicos de la víctima, o la compensación que reclame la familia por pérdida de consorcio.

•    Protección personal de heridas

Este seguro cubre las heridas sufridas por usted o por sus pasajeros en un accidente.

•    Responsabilidad por daños a la propiedad

La aseguradora deberá cubrir los daños a la propiedad de otras personas si estas han sido heridas por el vehículo del asegurado y fue culpa de este último. Este punto no únicamente cubre daños ocasionados en vehículos, pues también puede pagar daños ocasionados a un buzón, puertas, entradas, etc.

•    Daños por colisión

Si el asegurado provocó una colisión, la aseguradora podrá pagar los daños sufridos en el vehículo, pues si tuvo un porcentaje mayor de culpa al que determina el Estado donde sucedió, no podrá reclamar una compensación.

•    Daños colaterales

La aseguradora pagará por daños en el automóvil del asegurado si fueron causados por un incendio, robo, vandalismo, protestas, o cualquier otro acto destructivo. Por ejemplo, si una rama de árbol cae en el vehículo estacionado, este tipo de seguro cubrirá lo dañado.

•    Conductores sin seguro

Si sufre un accidente contra otro vehículo que no tiene seguro y usted o alguno de los pasajeros resulta herido o fallece, este podrá ser cubierto por su misma póliza de seguros. Asimismo cuando la póliza de seguros de la otra persona es muy pequeña (póliza básica que sólo cubre gastos mínimos), o bien, si se desconoce la identidad de la persona que ocasionó el accidente (si se dio a la fuga).

En algunos Estados, la aseguradora también se verá obligada a pagar los daños ocurridos en el vehículo.

Si se tiene alguna duda sobre qué tipo de póliza es mejor contratar, coméntelo con un abogado y con su agente de seguros, entre ambos podrán orientarle sobre la mejor opción para usted basado en sus capacidades económicas y en su estilo de vida.

Calificar el artículo:
5
Daño cerebral, motivo para solicitar compensación
Accidentes de auto: primera causa de muerte en niñ...