¿Qué debe hacer si lo detiene un agente de migración?

Ser detenido por un agente de migración (también conocidos como ICE, Immigration and Customs Enforcement), aun cuando solo sea para una entrevista, puede ser una situación muy estresante, pues los oficiales suelen comportarse de forma intimidante para que una persona no ejerza sus derechos; sin embargo, existen algunas recomendaciones para tomar en cuenta en caso de que un agente quiera detenerle, o entrevistarle sin una orden judicial.

¿Qué derechos tiene si es detenido por migración?

Si los oficiales no presentan una orden de registro firmada por un juez, usted tiene derecho a:

•    Permanecer en silencio. Si quiere ejercerlo, es importante decirlo en voz alta.
•    No dar su consentimiento para que registren su persona, su automóvil, o su casa.
•    Puede preguntar si es libre de irse. Si no se encuentra bajo arresto, tiene derecho a irse calmadamente.
•    Si es arrestado, tiene derecho a pedir un abogado de bajo costo o de llamar al suyo inmediatamente, además de poder preguntar por qué le están deteniendo.
•    Tiene derecho a no ser catalogado racialmente por la policía.
•    A no decir nada acerca de su estatus de inmigración.

Sin embargo, también existen algunas responsabilidades que deben ser tomadas en cuenta para no empeorar su situación:

•    Mantenga la calma y sea amable con los oficiales.
•    No interfiera con ellos ni los obstruya, hacer esto puede convertirse en una amenaza.
•    No diga mentiras ni entregue documentos falsos.
•    Informe a su familia sobre un plan de emergencia para realizar en caso de que le arresten.
•    Procure recordar todos los detalles del incidente: nombres de los oficiales, número de placas, número de patrulla, etc.
•    Si se violaron sus derechos puede llamar a la ACLU (American Civil Liberties Union) para hacer una denuncia.

¿Qué hacer si es detenido para interrogación?

Es importante mantener la calma, no correr, no resistirse, ni discutir con la policía, incluso si se está siendo detenido injustamente o si se están violando sus derechos. Lo mejor es mantener las manos donde los oficiales puedan verlas.

Si no muestran una orden, puede preguntar si es libre de irse. En caso de que el o los oficiales digan que sí, puede irse en silencio y calmadamente. Si por el contrario, se encuentra bajo arresto, tiene derecho a saber por qué.

Lamentablemente, la policía no siempre se rige por las leyes, por lo que rehusarse a dar su nombre o mostrar sus papeles puede parecerles sospechoso. Si ejerce su derecho de guardar silencio hasta que los oficiales muestren una orden o hasta que cuente con la presencia de un abogado, procure no dar nombres o documentos falsos, pues podría ser castigado por robo de identidad.

Aunque se puede negar a una revisión a su persona o a sus pertenencias, los policías pueden palpar su ropa si sospechan que está portando un arma. Pasada esta inspección, puede ejercer su derecho para que no realicen ninguna otra búsqueda.

Si accede a la interrogación aún sin que le presenten una orden, lo mejor es contar con la presencia de un abogado. Puede no contestar algunas preguntas si éstas le hacen sentir incómodo, o puede limitarse a contestar preguntas solo sobre cierto tema.

¿Qué hacer si es arrestado?

No se resista al arresto, pues esto puede darle motivos a la policía de atentar contra su vida o de encarcelarle injustamente.

Exprese sus deseos de permanecer en silencio hasta contar con la presencia de un abogado, al que puede llamar inmediatamente. No dé explicaciones ni excusas, pues si no puede pagar un abogado, tiene derecho a solicitar uno gratuito. Recuerde no decir nada, firmar, ni tomar decisiones si no cuenta con asesoría legal que le apoye en esos momentos.

En cualquier arresto tiene derecho a hacer una llamada local, y la policía no puede escuchar si está llamando a un abogado o a otra persona.

Si sospecha que se encuentra en riesgo de ser arrestado, es importante hacer planes de emergencia por si tiene niños a su cargo, o por si usted toma algún medicamento que no puede dejar. En estos casos, lo mejor es memorizar los números de emergencia de algún familiar, al igual que el número telefónico de su abogado.

Si aún no es un ciudadano, debe tomar las siguientes consideraciones:

•    Preguntar a su abogado cómo afectaría un antecedente penal a su estatus de migración.
•    No discuta su estatus con nadie más que con su abogado.
•    Si se encuentra detenido en la cárcel, un agente migratorio podrá visitarlo. Es importante no responder preguntas ni firmar nada antes de hablar con un abogado.
•    Lea todos los papeles detenidamente. Si no entiende o no puede leerlos, dígale al oficial que necesita un intérprete.

¿Qué hacer si es detenido en su automóvil?

Detenga el coche en un lugar seguro lo más pronto posible. Apague el auto, prenda la luz interna, y mantenga sus manos donde la policía pueda verlas.

Si los oficiales se lo piden, muestre a la policía su licencia de conducir, su registro, y algún papel que pruebe que tiene póliza de seguros.

Si un oficial de inmigración pide inspeccionar el interior del coche, puede negarse a que la realicen hasta que le presenten una orden de cateo. Pero si la policía cree que el automóvil contiene evidencia de un crimen, el automóvil puede ser registrado sin consentimiento necesario.

Todos los pasajeros pueden elegir permanecer en silencio. Si es un pasajero, puede preguntar si es libre de irse. En caso de que se le otorgue este permiso, tiene derecho a irse calmadamente.

¿Qué hacer si es interrogado por su estatus de migración?

Es un derecho básico guardar silencio y no discutir este asunto  con agentes migratorios o con oficiales de la policía sin presencia de un abogado y sin una orden judicial. Pero es importante no mentir ni proporcionar documentos falsos para evitar ser acusado de robo de identidad.

¿Qué hacer si migración (ICE) llega a su hogar?

No es su obligación dejar entrar a los policías o agentes si estos no muestran una orden judicial. Si la traen consigo, pueden pasarla por debajo de la puerta, o mantenerla cerca de la ventana para que usted pueda leerla antes de permitirles la entrada. Aunque esta orden les permita entrar a la propiedad, sólo tienen derecho a buscar en el área especificada y por los documentos u objetos enlistados.

Una orden de deportación no les permite a los oficiales entrar a un hogar sin consentimiento.

Si los oficiales quieren hacer algunas preguntas y usted accede, puede salir de su casa y cerrar la puerta. Pero tome en cuenta que estas declaraciones pueden ser usadas en su contra sin la presencia de un abogado.

¿Qué hacer si es llevado a las oficinas de migración?

Tiene derecho a un abogado, pero no es obligación para el gobierno proveerle de uno. Si no tiene un abogado de confianza, puede pedir por uno gratis o de costo reducido. También tiene derecho a llamar al consulado e informar que se encuentra bajo arresto.

Puede permanecer en silencio hasta que llegue su abogado, pero debe informarle al oficial que ejercerá su derecho de informarle su estatus migratorio únicamente a su abogado. Asimismo, procure no firmar nada que no entienda correctamente, especialmente si no ha contado con asesoría legal.

Si ya cuenta con una greencard, o si su estatus migratorio aún está por decidirse, puede que ya le hayan otorgado un Alien Registration Number, un número de identificación que comienza con A# y es seguido por 8 o 9 números. Es importante que recuerde este número para cuando se comunique con cualquier persona en el exterior, así como también debe otorgarle este dato a su abogado. Este número ayudará a sus familiares a localizarle si no saben que ha sido detenido en un centro migratorio.

¿Qué hacer si sus derechos han sido violados?

Lo mejor es no resistirse ni amenazar a la policía con presentar una denuncia. Será mejor anotar todos los datos que recuerde, así como los nombres de los oficiales, sus números de placa, y el número de patrulla. Si los oficiales lo lesionaron, tome fotografías de estas y busque ayuda médica inmediata.

En estos casos es posible presentar una denuncia por escrito y anónima ante la ACLU de la localidad.

Recomendaciones finales si ha sido detenido

En resumen, esta es la lista de cosas para tomar en cuenta si un oficial de ICE lo detiene para interrogarle.

1.    Ningún oficial puede detenerle basándose únicamente en su apariencia.

2.    Tiene derecho a guardar silencio y no revelar su identificación hasta que le muestren una orden judicial.

3.    Asimismo, tiene derecho a no abrir la puerta de su casa ni dejarlos pasar si no tienen una orden.

4.    No dé información ni documentos falsos.

5.    Si fue arrestado y llevado a un centro de migración, tiene derecho a ver a un oficial.

6.    No firme nada que no entienda, especialmente si no ha hablado con un abogado.

7.    En algunos casos, estos pueden ser resueltos si el abogado solicita una audiencia en la Corte con un juez migratorio.

8.    Proporcione su A# a familiares y abogado para que puedan rastrear su proceso.

No en todos los casos estarán buscándole a usted, pero si un familiar da su nombre, es probable que investiguen el estatus migratorio de todos los involucrados.

Si se encuentra en un ajuste de estatus para obtener la residencia permanente, consulte a un abogado experto en el área para indicarle sobre cómo proceder. Recuerde que aunque no sea un ciudadano, tiene derechos que puede ejercer.

Calificar el artículo:
2
Muere hombre en accidente de un solo coche
Dexter McCluster, de los Chargers de San Diego, se...