¿Qué tipo de abogado eres?

Los abogados tienen características especiales desde su forma de vestir, su comportamiento, la forma de relacionarse con sus compañeros de trabajo, el carácter e incluso las expresiones que realizan durante sus casos. Conocer algunas de las características de cada uno podría ser de gran utilidad, especialmente a la hora de trabajar.

Hay algunas personalidades sobresalientes entre los abogados que ayuda a identificarlos sobre el resto. Poder conocer e identificar el tipo de abogado con el que colaboras en un caso te puede ayudar a tener una comunicación más efectiva y realizar un mejor trabajo en equipo.

Por otro lado, identificar al abogado de la otra parte con el que estas tratando tu caso te ayuda a responder apropiadamente, comunicarse bien y llegar a un acuerdo exitoso para tu cliente. Aquí te mostramos una infografía que re-diseñamos con los 6 tipos de personalidades que encontramos entre los abogados.

Es probable que tú puedas identificarte con algunas de las características de una personalidad y compartas algo más de otras.

que tipo de abogado eres

El “Cool”

Los tipos “cool” aman ser abogados. Le gusta la parte donde puede vestirse con su traje, salir a comer, tener un buen salario y ser visto como alguien exitoso. Sin embargo, algo que no les gusta es tener que involucrarse con tareas que no están a su altura. Se ven a ellos mismos como alguien demasiado bueno para hacer cierto tipo de trabajos pequeños especialmente cuando son personas muy jóvenes.

El abogado tipo “cool” destaca en su exceso de confianza. Es capaz de relacionarse bien con sus superiores, tienen buenos argumentos, incluso sin contar con una base sólida de los hechos. Pueden parecer mayores de lo que realmente son. Como resultado de todo esto, suelen ser algo arrogantes.

El “Si podemos”

El “sí podemos” es ese abogado que no dice NO. Siempre que haya una tarea para hacer este abogado lo hará sin importar de qué se trate. Tienden a sobrecargarse de trabajos y tareas por lo que les cuesta administrarse de forma correcta. Suelen asumir más casos de lo que deberían y por esto necesitan un poco de ayuda.

El Maestro

El maestro es el abogado sabelotodo, tienen la facilidad de recordar bastantes casos y no tienen problema en compartir su conocimiento y experiencias con otros. Si piensas que le puedes ganar al abogado tipo maestro estás equivocado porque siempre conocerá otro caso, de otra jurisdicción, u otra ley que lo llevará a conseguir ganarte cuando de argumentos se trata.

Este tipo de abogado conoce tanto que se le dificulta comunicarse de una manera básica y fácil para que sus clientes puedan entenderle. Aunque a sus colegas aprecian la manera de cómo se comunica y logran absorber todo el conocimiento que consiguen de él, sus propios clientes se pierden al no conocer muchos de los términos que utiliza.

El Jugador

Este tipo de abogado está listo para jugársela, para este tipo de abogado los casos donde hay un 50-50 de ganar se trata de una buena oportunidad. Suelen tomar  riesgos y este tipo de actitud les atrae a muchos clientes. Pero algunas veces su actitud los puede llevar a tomar decisiones que no siempre ayudan con clientes que buscan evadir los riesgos en sus casos

El Volátil

El tipo Volátil es el abogado al que nadie quiere molestar. Los ves felices pero pueden pasar a irritarse inmediatamente. Desafortunadamente no es fácil trabajar con este tipo de abogados. Tienden a estar “ocupados” la mayor parte del tiempo  .Cuando trabajan se siente como si hubiera de una manada de elefantes. Una de las ventajas de este tipo de abogado es que siempre consiguen el resultado. Aunque utilizan demasiados recursos humanos y otros.

El “Todo está bien”

Este abogado no le altera nada, no se enoja o pierde el rumbo No interrumpes su productividad por nada. Se trata de abogados relajados, frescos, y tranquilos. Muchas de las veces no sabes si está tomando las cosas en serio como debería. Su personalidad y temperamento tranquilo los hace difíciles de leer, tal que no sabes cuándo una tarea urgente la ha tomado como tal o no.

¿Con cuál de estos te identificas?

Ahora que los conoces, ¿qué tipo de abogado eres?; ¿crees que tienes un poco de todos?; ¿conoces algún colega con una de estas personalidades?

Si hay alguna característica que crees no se tocó compártela y actualizaremos nuestra infografía.

Idea de infografia obtenida de Tips for Lawyers

Localización (Mapa)

Calificar el artículo:
6
¿Por qué necesita en su póliza de seguros cobertur...
5 Formas en las que un testigo puede ayudar en su ...