¿Quién paga los daños ante la mordida de un perro?

En la mayoría de los casos una persona no querrá presentar una demanda o tomar acción legal contra los dueños de un animal que provocó una herida física, ya sea porque conocen su situación económica, porque no desean tener problemas con el dueño, o porque temen que se sacrifique al animal en cuestión.

Dependiendo de la situación como haya sucedido el accidente, la compensación por daños deberá ser pagada por:

La aseguradora del dueño del lugar

En la mayoría de los casos, la póliza de seguros del dueño del lugar donde reside el animal cubrirá los daños por la mordida del perro y otras lesiones que haya podido causar en la propiedad.

Únicamente en 2012, se cubrieron 16,500 casos de pagos de compensación por mordidas de perro, pues es el único animal que cubren algunas pólizas de seguro; aunque en diversos Estados es probable que se incrementaría un porcentaje muy alto de casos si se cubrieran también situaciones involucrando a gatos, caballos, y cualquier tipo de reptil.

Por otra parte, existen aseguradoras que se niegan a cubrir casos de mordidas de perro de raza Pitbull o Rottweiler, pues son propensos a ser entrenados para pelear.

En otro gran porcentaje de casos, la aseguradora se niega a cubrir la compensación si el accidente sucedió dentro de la propiedad del dueño. Los casos más obvios son cuando una persona es atacada por un animal por realizar allanamiento; sin embargo, si simplemente se trató de una visita, es probable que el dueño deba pagar la compensación directamente.

El dueño del animal

Estas pólizas suelen cubrir entre $100,000 y $300,000 dólares; sin embargo, las aseguradoras sólo cubren el primer incidente provocado por un animal en el que se supiera o no de su peligrosidad. Sin embargo, si es una falta recurrente, la compensación tendrá que ser cubierta por el mismo dueño del animal por saber de su peligrosidad y no hacer nada al respecto.

Pólizas de seguro especiales para animales

Debido a la cantidad de limitaciones que ofrecen las pólizas de seguro normales, existen compañías especializadas que proveen de pólizas especiales para dueños de animales.

Este tipo de pólizas son ideales para aquellas mascotas que, como se mencionaba, han provocado varias lesiones a diversas personas, pues después de la primera ofensa, los dueños suelen quedar desprotegidos. Una póliza especial para accidentes provocados con animales, es ideal de contratar si se poseen animales muy agresivos o entrenados para pelear.

Dueños que no cuentan con ningún tipo de seguro

Al igual que en los accidentes de auto, es probable que la otra persona involucrada no cuente con una póliza de seguros, muchos menos con una póliza especializada que cubra mordidas de perro. Sin embargo, la ley protege a aquellos que han sido dañados, por lo que si el dueño del animal no cuenta con una póliza de seguros, deberá pagar la compensación directamente de su bolsillo.

Si la persona dañada no desea entablar un juicio contra esta persona, deberá revisar su propia póliza de seguros para asegurarse de que cubra este tipo de accidentes, pues si esta no lo cubre y en caso de que no se quiera hacer reclamación alguna, la víctima podrá sufrir grandes pérdidas. Especialmente, si la mordida o el ataque necesita de tratamiento médico constante o incluso de cirugías.

Lo mejor en estos casos es contratar a un abogado experto en mordeduras de perro para evaluar la mejor posibilidad y obtener la compensación que usted se merece.

Calificar el artículo:
5
Joven muere atropellada al sur de Los Ángeles
Leyes para conductores bajo la influencia del alco...