Trauma emocional después de un accidente de auto

"Tengo miedo de conducir o subir a un auto despues de que sufrir el accidente"

Imaginese vivir una experiencia en la que ve volando 2-3 toneladas de acero por la autopista a una velocidad de 70 millas por hora, aparte de que existe el riesgo de que tenga importantes lesiones después de un accidente asi, el estado emocional de los involucrados sera bastante severo.

Incluso lo que puede parecer ser un choque de autos normales en un estacionamiento, podría ser devastador para otros. 

Pero mientras que las lesiones físicas después de un accidente de auto pueden ser más fáciles de identificar, muchas veces puede existir un trauma emocional que no sea tan fácil de ver o de tratar, pero que puede ser parte de cualquier demanda por accidente de tráfico.

¿Cómo sé si tengo algún trauma emocional?

Podríamos comenzar por explicar qué es un trauma emocional y psicológico. Una forma de definirlo puede ser el resultado de ciertas experiencias estresantes que provocan que de pronto se se sienta inseguro en un mundo peligroso. 

Las experiencias traumáticas a menudo implican una amenaza para la vida o la seguridad, pero cualquier situación que te haga sentir abrumado y aislado puede ser traumática, aunque no se trate de daños físicos. 

Todos reaccionamos de manera diferente a un traumatismo y experimentamos una amplia gama de reacciones físicas y emocionales. No hay una forma “correcta” o “incorrecta” de pensar, sentir o responder.

La mejor forma de saber si usted está sufriendo de algún trauma emocional puede ser a través de los síntomas más comunes en estas situaciones:

  1. La pérdida de sueño o trastornos del sueño.
  2. Pesadillas.
  3. Los cambios desvariados de peso.
  4. Cambios de humor/irritabilidad.
  5. Sentimientos de soledad, vergüenza o estar abrumado.
  6. Las conductas compulsivas y obsesivas.
  7. La fatiga crónica o agotamiento.
  8. Shock, negación o incredulidad.
  9. Confusión y dificultad para concentrarse.
  10. La ansiedad y el miedo.
  11. Apartarse de los demás.
  12. Tensión muscular.

Los accidentes automovilísticos son cada vez más comunes, sin embargo, en ocasiones se pasan por alto los síntomas de trauma psicológico y sólo se utilizan como evidencia los daños físicos. 

Después de un evento traumático, como es un accidente, los sobrevivientes tienen una amplia gama de respuestas. 

A pesar de que estos pueden ser inquietantes, son reacciones normales a situaciones anormales, es posible que se tenga todos los síntomas o sólo algunos de estos. Todo el mundo responde de manera diferente.

Si ha experimentado un evento muy estresante o perturbador que te ha dejado sentimientos de impotencia y emocionalmente fuera de control, es posible que haya quedado con un trauma. 

El trauma psicológico puede dejarte luchando con las emociones inquietantes, recuerdos y una ansiedad que no va a desaparecer. 

También puede dejar ciertas sensaciones, como de entumecimiento, puede llegar a sentirse desconectado de lo que sucede a tu alrededor e incapaz de confiar en otras personas. 

Cuando suceden cosas malas, recuperarse puede  tomar un tiempo, para superar el dolor y sentirse seguro de nuevo. 

Sin embargo,

Con estas estrategias y el apoyo de autoayuda, puede acelerar su recuperación. 

Si el trauma ocurrió hace años o ayer, es posible realizar cambios que le permitan seguir con su vida.

La recuperación es el primer paso

Desafortunadamente, los estudios han demostrado que las personas que desarrollan trastornos de estrés postraumático no buscan tratamiento psicológico y aproximadamente la mitad de ellos siguen teniendo síntomas durante más de seis meses o un año.

Por lo tanto, es importante identificar los síntomas desde el principio y buscar el tratamiento psicológico adecuado.

Su capacidad para recuperarse de los daños ocasionados por trauma emocional pueden depender de qué tan bien están documentados el trauma y ​​sus síntomas. 

Si usted está viendo a un especialista médico para su trauma emocional, él o ella también querrá documentar con precisión sus síntomas ya que esto ayudará a asegurar un diagnóstico más preciso.

Trata de mantener un registro a detalle de cuando experimentan los síntomas, tales como pesadillas sobre el accidente de coche y cuánto tiempo dura. También es importante documentar estos síntomas si son lo suficientemente graves como para evitar que vaya a trabajar o realizar otras actividades sociales.

Es posible que su jefe también lleve un registro de sus ausencias o días en los que llegó tarde o tuvo que abandonar el trabajo antes de tiempo debido a sus síntomas.

Existen algunas medidas de autoayuda que puedes poner en práctica para salir adelante después de tener un trauma emocional después de un accidente de auto. Algunos consejos que puedes tomar en cuenta son:

Consejo #1 Ponerse en movimiento.

Un trauma altera el equilibrio natural de su cuerpo debido al miedo por recordar el accidente o  por el intento de estar nuevamente al volante.

Su cuerpo necesita comenzar a liberar esa carga de adrenalina y sensaciones que pueden llegar a bloquearte.

Procure mantener su rutina diaria.

Un gran consejo es tratar de hacer ejercicio que involucre tanto el movimiento de los brazos como el de las piernas, tales como caminar, correr, nadar, jugar baloncesto o incluso bailar.

En lugar de centrarse en sus pensamientos, puede distraerse mientras se hace ejercicio, de esta forma se centrará en su cuerpo y cómo se siente mientras se mueve. 

Consejo #2: No se aísle

Después de un trauma, es posible que desee alejarse de los demás, pero el aislamiento sólo empeorar las cosas.

El hecho de encontrarse con otras personas puede ayudarlo a distraerse de  lo sucedido, no tiene que hablar precisamente sobre lo que sucedió en el accidente, lo único que necesita es sentirse apoyado y aceptado por los demás.

Consejo #3 Cuide su salud

Muchos de los síntomas del estrés emocional se verán reflejados físicamente, es importante que se preocupe por usted mismo y cuide su salud.

Duerma lo suficiente; la experiencia traumática puede alterar su sueño completamente pero si no duerme lo suficiente, otros síntomas podrían volverse más graves.

Procure mantener una rutina de sueño de 7 a 9 horas cada noche.

Comer una dieta balanceada y evitar alcohol y drogas son dos excelentes formas de cuidar de su salud también; si consume sustancias tóxicas, los sentimientos de depresión, ansiedad y aislamiento pueden agravarse.

La comida por otro lado, le ayudará a tener energía durante el día, manteniéndolo activo y evitando los cambios de humor.

Consejo #4 Busque ayuda profesional

Si después de unos meses los síntomas del trauma ocasionado por el accidente de auto aún no han desaparecido, es posible que necesite ayude profesional.

Cómo puede influir un trastorno emocional en su caso legal.

Las compañías de seguros y los jurados aceptan reclamaciones por lesiones mentales y emocionales, siempre y cuando las demandas de los daños mentales no están fuera de proporción a las demandas de los daños físicos y/o a la gravedad del accidente.

Por ejemplo,

Si alguien estuvo involucrado en un choque de autos leve y no sufrió más que una tensión en el cuello, pero afirma angustia mental severa y estrés emocional con toda la gama de síntomas, una compañía de seguros simplemente no va a aceptar esas demandas (o compensar a los afectados) y  tampoco lo hará un jurado.

Alguien que afirma lesiones mentales o emocionales completamente fuera de proporción a sus lesiones físicas pierde toda la credibilidad con la compañía de seguros y el jurado.

Incluso si el daño mental y emocional es  de la misma magnitud los daños físicos, el asegurador y el jurado podrían rehusarse a aceptarlo si la lesión de la persona no recibió ningún tratamiento.

Si, por ejemplo, la persona lesionada testifica que él/ella tiene demasiado miedo a conducir a causa del accidente, ha perdido su apetito, no puede dormir y llora durante horas y horas, pero nunca ha tenido ningún tipo de tratamiento de salud mental, una compañía de seguros (y, muy probablemente, un jurado) va a tomar tales demandas poco serias.

Cómo las lesiones mentales y emocionales son percibidas por las compañías de seguros y los jurados

Para bien o para mal, las reclamaciones por lesiones mentales y emocionales por lo general no juegan un papel muy importante en la determinación de los daños de una persona herida (sobre todo si nos referimos a la cantidad de compensación que se podría recibir). 

Las reclamaciones menores de estrés mental y el trauma emocional a veces sólo permiten que la persona lesionada se le tenga consideración; es decir, para que el asegurador y el jurado puedan ver que la persona lesionada es una persona normal que puede sufrir dolor.

En el caso de las demandas más severas de daño mental (aquellas en las que la persona lesionada ha tenido tratamiento de salud mental) ciertamente aumentan los daños de una persona en el sentido de que aumentan la reclamación por gastos médicos e incluso por los ingresos perdidos, pero no necesariamente aumentan significativamente la cantidad de daños.

La mayoría de las jurisdicciones permiten a las víctimas de accidentes de coche recuperarse de su trauma emocional o mental en forma de daños no económicos.

A diferencia de los daños económicos, que se refieren a los costos específicos que resultan de su lesión (como facturas médicas), los daños no económicos pueden cubrir pérdidas como dolor y sufrimiento que no se convierten fácilmente en cantidades de dinero específicos.

Debido a esto, algunas jurisdicciones  imponen límites a las cantidades que pueden recuperarse  de este estrés.

Al determinar la cantidad a compensar a las víctimas por su trauma emocional, los analizaran de la siguiente manera:

  1. Las lesiones físicas presentes y su gravedad.
  2. Cualquier diagnóstico médico formal relacionado con el trauma emocional.
  3. La frecuencia y severidad de los síntomas.
  4. Si el trauma puede ser tratado en el futuro.

Cuando se trata de establecer tanto el trauma emocional como la recuperación de daños y perjuicios por él, es mucho más probable si su accidente también resultó en lesiones físicas.

Puede revisar su caso por trauma emocional de manera gratuita

El trauma emocional después de un accidente de tránsito es más común de lo que parece. 

Si se pueden recuperar los daños para el tratamiento de su trauma emocional, éste dependerá de los hechos de su caso, por lo que es fundamental hablar con un abogado con experiencia en accidentes de autos.

Pongase en contacto con un abogado y revise su caso inmediatamente. La mayoria de abogados de acidentes ofrecen consultas de forma gratuita asi que no hay razon porque no llamar. Si reside en california o tuvo su accidente en el estado de california puede hablarnos al 844-332-9832 y con gusto le responderemos cualquier duda que tenga.

Los accidentes son más frecuentes de lo que imagina

9% de los sobrevivientes de los accidentes de autos llegan a desarrollar trastornos post-traumáticos

El estrés post-traumático y los traumas emocionales son cada vez más comunes en los accidentes de tráfico. Un estudio muestra que los accidentes de autos son de las situaciones traumáticas con mayor frecuencia para los hombres, con un 25% de la población en los Estados Unidos, mientras que para las mujeres es el segundo evento más traumático con un 13%.

Al año se gastan más de 100 mil millones de dólares para hacerse cargo de los daños causados ​​por accidentes automovilísticos. 

Los sobrevivientes de estos incidentes a menudo experimentan también angustia emocional como resultado de este tipo de accidentes, problemas de salud mental como el estrés postraumático, la depresión y la ansiedad.

La investigación en personas que buscan tratamiento y la población en general, sugiere que la mayoría de los que sobreviven a un grave accidente de auto no desarrollan problemas de salud mental en el que requieran tratamiento profesional. 

Sin embargo, una minoría considerable de los supervivientes de estos accidentes sufre de problemas de salud mental, los más comunes son los trastornos emocionales, depresión mayor y trastornos de ansiedad.

Los estudios de la población en general han encontrado que aproximadamente el 9% de los sobrevivientes de los accidentes de autos llegan a desarrollar trastornos post-traumáticos,  esto es importante, teniendo en cuenta que ni siquiera cuenta para otras condiciones médicas que pueden surgir después de un accidente como la depresión, la ansiedad o cualquier número de fobias.

 Los estudios muestran que entre el 14% y el 100% de los supervivientes que buscan tratamiento de salud mental, tienen trastorno de estrés postraumático, con un promedio de 60% en todos los estudios. 

Además

Entre el 3% y el 53% de los supervivientes que buscan tratamiento y que tienen trastorno de estrés postraumático tienen también un trastorno del estado de ánimo como la depresión mayor. 

Finalmente, en un estudio a gran escala de los participantes de un accidente que buscaron tratamiento, el 27% tenía un trastorno de ansiedad, además de su trastorno de estrés postraumático y el 15% informó de una fobia a conducir. 

Los accidentes automovilísticos pueden causar lesiones físicas graves, pero también pueden dejar al conductor y los pasajeros con lesiones mentales y/o emocionales que pueden no ser tan evidentes.

Las lesiones mentales y emocionales pueden estar al acecho, bajo la superficie, durante meses o incluso años, hasta que las persona reciben tratamiento. En este artículo, hablaremos de las lesiones mentales y emocionales y cómo afectan a un caso de accidente de tráfico.

Localización (Mapa)

Calificar el artículo:
1
Lesiones ocasionadas por el cinturón de seguridad...
Heridas ocasionadas por la bolsa de aire despues d...