Hablamos Español

Llámanos para una consulta GRATIS

844-332-9832

Heridas comunes en un accidente de auto

Al manejar un automóvil es probable que se cuide de no impactarse contra un motociclista, ciclista, o peatón, en vista de que ellos son los más desprotegidos y que la culpa inicial recaería en el conductor del automóvil. O bien, que se cuide de no chocar contra un camión de carga pues quedaría en clara desventaja. Sin embargo, son pocos los que se cuidan de los otros automóviles, y son estos los accidentes que más se repiten en el día a día.

Los accidentes de auto pueden causar enormes problemas para aquellas personas que han resultado heridas debido a la negligencia de otro conductor. El estrés financiero que produce el proceso de recuperación de daños para las víctimas de estos accidentes, es solo una parte de todo lo que conlleva esta situación. Los daños sufridos pueden ir desde daños mentales y emocionales, hasta heridas físicas severas que puedan llevar a la muerte.

Desde no querer dejar pasar a otro automovilista, o no respetar las señales de tránsito, pueden ocasionar un accidente fatal para ambas partes.
Pero, ¿cuáles son las heridas más comunes que se presentan en los accidentes de autos?

1. Heridas en la cabeza

Las heridas en la cabeza son las consecuencias más comunes y graves de un choque de automóviles, pues tanto conductores como pasajeros pueden golpear sus cabezas contra el parabrisas, la ventana, o cualquier otro objeto en el camino. Estos daños pueden resultar en contusión o lesión traumática cerebral, y en algunos casos los daños no muestran signos ni se exteriorizan.

Dependiendo de la fuerza del impacto, estas heridas pueden ir desde la presencia de ligeros moretones, hasta provocar un coma o problemas de aprendizaje en la víctima. Estos accidentes suelen requerir mucho tratamiento que dure varios años, por lo que cualquier compensación recibida debe cubrir todos los gastos de este seguimiento médico.

Cualquier persona que haya resultado con una herida en la cabeza por cualquier accidente automovilístico debe recibir atención médica de inmediato.

Las heridas en la cabeza también pueden provocar pérdida de memoria, pérdida de audición, de visibilidad, de habla, o incluso fracturas en el cráneo, razones poderosas para usar el cinturón de seguridad en cada viaje que se haga.

Las fracturas de cráneo son comúnmente reportadas luego de variedad de accidentes de tránsito, en algunos casos estos fragmentos de hueso pueden llegar a penetrar en el cerebro y causar cuadros peores. Los hematomas suelen ser signos de que existe un sangrado a nivel de la base en el cráneo, lo cual podría ser fatal, así que es importante estar atentos a estas señales.

2. Lesiones en la espalda

Se encuentran también entre las más comunes y las más peligrosas, pues un accidente que dañe vértebras específicas de la columna vertebral, puede resultar en parálisis o en daños en los nervios.

Algunos pacientes también podrán presentar falta de sensación en sus extremidades a causa del pinchazo de algún nervio.

Si se presenta una hernia discal, aunque sea menos peligrosa que los daños en la columna vertebral, también puede presentar problemas como debilidad en los músculos o dolores en las extremidades.

Cuando existe daño directo en la columna vertebral, puede generarse daño en la médula espinal lo que podría resultar en daño serio para la víctima. En la columna lumbar también se encuentran elementos musculares importantes que pueden resultar afectados, y las vértebras más grandes y más afectadas suelen estar ubicadas en esta región.

Daños en la columna vertebral de cualquier tipo pueden generar molestias como dolor, limitación del movimiento e inflamación, así que si llega a experimentar alguno de estos signos, no dude en recibir atención médica de inmediato.

3. Heridas en el cuello

Muchos involucrados en un accidente de auto suelen presentar un latigazo, mismo que les puede causar problemas en el cuello después de un impacto tan fuerte. También pueden percibir cierta rigidez de los músculos cervicales que se expresa en tortícolis lo cual es bastante molesto.

Este latigazo se genera al momento de que el coche frene y el cuerpo “latiguee” contra el asiento, lo que suele generar dolores en la espalda, pero principalmente en el cuello. Por eso, a partir de un accidente es común observar a personas usando collarín, para limitar el movimiento del cuello y dejar que sane por sí mismo.

A partir de estas heridas, algunos pacientes pueden sufrir parálisis de las cuerdas vocales por algún tiempo, según las zonas que haya afectado el latigazo.

Cuando las heridas son a nivel cervical esto puede afectar la movilidad de los brazos, así como la habilidad de respirar. Cualquier lesión de la médula espinal, sin importar la región de la que se hable, puede resultar en parálisis parcial o permanente.

4. Heridas del pecho

Si no se tratan a tiempo, pueden resultar fatales, ya que estas heridas se generan por los golpes y pueden ocasionar desde costillas rotas hasta pulmones colapsados, lo que sin tratamiento puede llevar a la asfixia o a problemas graves.

Si se genera un golpe muy fuerte en el pecho (sobre todo para los conductores al momento de golpear con el volante) habrá personas que puedan padecer un paro cardíaco después del accidente. También se puede presentar hemorragia interna, daño en órganos internos, en la pelvis, o en el área abdominal.

5. Fracturas

Las fracturas ocurren cuando 2 fracciones de un hueso se rompen haciendo que estas se muevan de su lugar, pero con los extremos en el mismo se mantienen alineados sin alteración.

En las fracturas abiertas y compuestas, el hueso puede protruir del cuerpo, la piel por lo tanto se vería penetrada por la porción de hueso saliente en este tipo de fracturas. Las víctimas de accidentes tienen un alto riesgo de poder desarrollar infecciones con este tipo de heridas.

Las fracturas transversales, por otro lado, cuando el hueso se rompe a lo largo del plano horizontal, mientras que en las fracturas oblicuas los bordes de la línea son dentados o angulados. Las fracturas conminutas causan que el hueso se fracturan en diversas fracciones, y son las más complicadas de reparar.

6. Lesiones en tejidos blandos

Este tipo de heridas impactan a los ligamentos y músculos. Las torceduras y tensiones suelen ser comunes entre estás.

Las torceduras ocurren cuando los ligamentos son estirados en exceso o se rasgan, y estás estructuras son bastante importantes ya que unen un hueso con otro y los mantienen juntos.

El tensionar un tendón o músculo quiere decir que esté se ha hiperextendido mucho más allá de su capacidad, siendo los tendones aquellas estructuras que unen los músculos a los huesos.

Dentro de este tipo de lesiones de tejidos blandos, entra el mencionado anteriormente latigazo cervical, siendo el más común de todos.

7. Otras heridas comunes

Pueden ir desde heridas más sencillas como golpes o raspones, hasta extremidades rotas, según la fuerza del impacto.

Los motociclistas, ciclistas, o peatones, tienen muchas más posibilidades de sufrir diversas y múltiples heridas graves ocasionadas por un choque con un auto o un atropellamiento, que de no ser tratadas inmediatamente, pueden llevar a la muerte.

Desde daño cerebral hasta fuertes hemorragias internas, se pueden evadir si los motociclistas y ciclistas utilizan casco y la debida protección para sufrir lo menos posible en un accidente.

8. Heridas psicológicas

Es recomendable que cualquier involucrado en un accidente asista a terapia psicológica después de haber padecido este trauma, ya que inconscientemente se puede desarrollar un miedo a los vehículos o a volver a conducir, pesadillas, ansiedad, depresión, etc.

La salud mental es igual de importante que la física, sobre todo si el accidente resultó fatal para alguna de las partes, pues aunque no se haya tenido la culpa directa, lo mejor será tratar esta herida emocional con un profesional en la rama.

Prevención de heridas por accidentes de auto

La prevención de heridas en accidentes de auto comienza desde el momento en que una persona entra dentro del auto. Los cinturones de seguridad son la primera línea de defensa y deben ser utilizados.

Revise cualquier equipo de seguridad defectuoso que pudiera existir, como el airbag y realizar los reemplazos necesarios. También manejar con precaución siempre debe de ser una de las principales medidas a tomar, de resultar herido usted o algún ser querido en un accidente, la primera medida a tomar debe ser recibir atención médica.

Tal vez no sea posible evitar un accidente de tránsito en todos los casos, pero al menos seguir las reglas de seguridad pueden ser un buen primer paso a seguir.

844-332-9832